Cazador Arcano

lunes, noviembre 26, 2012

Herido de amor



Te creí cuando me dijiste amorcito por primera vez; tus ojos fulminaron a los míos. Bebí gota a gota estos instantes que me regalaste. Fue entonces cuando decidí abrir mi corazón a lo que venía. Me rehusé durante años a volver a sentir esto que llaman amor. Confié en ti y me perdí en la dulzura de tus besos. Me gustas, me gustas demasiado y me duele esta ausencia tuya.

Ya no esperaba a nadie, hasta que llegaste. No confiaba en nada mas que en mi mismo, hasta que apareciste y me diste una razón para esperar la pronta llegada de un nuevo día. Me acostaba y me despertaba pensando en ti y fácilmente me enamoré.

¿Qué me hago ahora con tu silencio? No se si te hice algo o te aburrieron mis mensajes, el decirte que te extrañaba, que te quería y que pensaba siempre en ti.

Torpe de mi que no reparé en que este amor que sentía por tí era correspondido; si tu forma de mirar, de besar y lo que me decías era o no real. Mucha perfección, demasiado para ser cierto.

Había olvidado lo saladas que son las lágrimas y lo ácidas que pueden ser cuando no tienes a nadie quien te pueda escuchar.

Rompe tu silencio y solo dime ¿qué hice mal?


 

Free Web Counters & Statistics